NEWS

Una ayuda del tío Sam: apoyo para gastos funerarios de COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha afectado a la sociedad estadounidense en todos los niveles y ha tenido un impacto profundo en la economía, los ingresos y los estilos de vida. Si bien todos hemos sentido los efectos del aislamiento y los protocolos de salud pública, muchos estadounidenses se han encontrado en situaciones financieras drásticas. Recientemente, los analistas de AM discutieron los altos costos de las facturas médicas que enfrentan muchos estadounidenses como resultado de las hospitalizaciones y tratamiento continuo por COVID-19. Esta semana, destacamos otro tema que a menudo se pasa por alto: la lucha para pagar los costos funerarios por las muertes de COVID-19.

Hace dos años, Forbes reportó que el 78% de los estadounidenses viven de cheque a cheque y no pueden afrontar una emergencia que requiera unos pocos cientos de dólares. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi seiscientos mil estadounidenses han muerto a causa del COVID-19, y los datos de la Reserva Federal muestran que ha habido, más allá de lo normal, más de 200,000 cierres de negocios. Pew Research también muestra que al menos el 25% de todos los hogares tuvieron al menos un miembro que perdió su trabajo debido a la pandemia.

Mientras se escribe esto, hay más de veinte mil apelaciones en GoFundMe.com que solicitan asistencia para cubrir los costos funerarios de aquellos que han muerto a causa del COVID-19. Una revisión de algunas de estas apelaciones revela que muchas familias no saben de dónde van a obtener los fondos para pagar por los funerales, que pueden costar hasta $10,000 en promedio. Otra estadística asombrosa que también suma a la perspectiva es que más de 43,000 niños estadounidenses han perdido a uno de sus padres a causa del COVID-19. Esta situación presenta una realidad discordante de que muchos estadounidenses están luchando para pagar los funerales de sus seres queridos que murieron como resultado del COVID-19.

Al revisar las apelaciones de recaudación de fondos en línea, aquellos que luchan por pagar los gastos funerarios parecen ser de todos los grupos de edad y demográfica de todo Estados Unidos. Junto con las altas facturas médicas que algunos estadounidenses también enfrentan por las hospitalizaciones por COVID-19, la pandemia ha colocado a miles de estadounidenses en una situación financiera desesperada. Los medios de comunicación locales están cada vez más preocupados por aquellos de sus comunidades que no pueden pagar estas facturas y probablemente podamos esperar una mayor cobertura de noticias en las próximas semanas.

Dada la gran cantidad de familias que solicitan asistencia financiera a través de plataformas como GoFundMe.com, es probable que muchos estadounidenses desconozcan los programas de FEMA que ayudan con los costos funerarios. Si bien los programas que han sido establecidos ya han brindado alivio a innumerables familias, sería prudente que los departamentos de salud estatales y locales desarrollen campañas de concientización y equipen a los encuestadores comunitarios y organizaciones locales con información para compartir con el público.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) ha reservado alrededor de 2 billones de dólares para ayudar a las familias con estos costos. Si bien es similar a los programas anteriores de gastos de entierro por desastres, como los de huracanes severos, este fondo de ayuda es mucho más grande. Cualquier familia que tenga un miembro que haya muerto a causa de COVID-19 puede recibir hasta $9,000 para ayudar a cubrir los costos funerarios.

El gobierno federal dio más de 15 millones de dólares en asistencia tan solo el mes pasado. Ya han recibido más de 174.000 solicitudes. Más de 17,000 de esas solicitudes provienen de Nueva York, que ha recibido $1.3 millones de ayuda. Carolina del Sur ha visto más de 3,450 registros para recibir alivio.

Estos beneficios comenzaron a distribuir fondos en abril. No hay requisitos de ingresos, pero sí hay algunas estipulaciones:

  • La muerte debe haber ocurrido en los Estados Unidos o en uno de sus territorios.
  • El certificado de defunción debe indicar que la muerte fue causada o esta relacionada con COVID-19.
  • El solicitante debe ser ciudadano estadounidense, un nacional no ciudadano, o un extranjero calificado que haya incurrido en estos costos funerarios después del 20 de enero de 2020.
  • No es importante si la persona fallecida haya sido un ciudadano estadounidense, un nacional no ciudadano, o un extranjero calificado.

Miles de estadounidenses ya se han beneficiado de este alivio pero como vemos en los miles de apelaciones de GoFundMe.com, tal vez sea necesaria una campaña de divulgación más específica para poder ayudar a esas familias.

Para solicitar los beneficios usted mismo, visite https://www.fema.gov/disasters/coronavirus/economic/funeral-assistance o llame a 844-684-6333 de 9 a.m. a 9 p.m. de lunes a viernes.

AM TRACE está trabajando actualmente en todo el país con varios estados y agencias de salud pública en pruebas, rastreo de contactos y programas de vacunación. Los condados, estados o socios de K-12 que estén interesados en asociarse con AM TRACE para apoyar a mitigar el COVID-19 deben comunicarse con el Dr. Christopher K Orlea en c.orlea@am-trace.co

visite nuestro sitio web en https://amllc.co/.

Related NEWS