NEWS

Son la desinformación y las barreras de idioma las principales causas en la brecha de vacunación en la comunidad hispana?

Los analistas de AM han estado analizando la indecisión en los Estados Unidos acerca de las vacunas entre la población hispana. Aunque los hispanos se han visto afectados de manera desproporcionada por el COVID-19 y están a la zaga en las tasas nacionales de vacunación (29%) en comparación con (33%) de la población de raza blanca, los hallazgos sugieren que hay muchos factores que contribuyen a las disparidades de vacunación:

  • Desinformación
  • Las barreras del idioma
  • Desafíos tecnológicos
  • Carencia de transporte
  • Desconfianza en los profesionales de la salud pública

 

Los analistas de AM han identificado la falta de acceso a recursos confiables de información y las barreras del idioma, no la indecisión relacionada a la vacunación, como la razón por la cual menos hispanos se han vacunado contra el COVID-19.

Una encuesta reciente de Kaiser Family Foundation (KFF) indica que los adultos hispanos que no se han vacunado, en comparación a los adultos de raza blanca que tampoco se han vacunado, son dos veces más propensos a decir que quieren recibir lo antes posible la vacuna contra el COVID-19. KFF también informó que las tasas de vacunación entre los hispanos aumentaron en un 1.4% entre el 14 y el 21 de junio; sin embargo, informaciones falsas acerca de las vacunas y las teorías de conspiración presentan barreras potenciales para algunos hispanos.

Maria Teresa Kumar, presidenta y directora ejecutiva (CEO) de Voto Latino, cree que superar las disparidades en vacunación es clave para poner fin a la pandemia, algo que los Estados Unidos aún no ha logrado. Ella explicó que “la desinformación es dos veces peor en español” que en inglés. La información en español sobre la ciencia y la seguridad de las vacunas es mucho menos común que la información errónea compartida en línea a través de redes sociales encriptadas como WhatsApp. Aún más inquietante, Oscar Londoño, el director ejecutivo de WeCount!, una organización con membresía para trabajadores inmigrantes en Homestead, Florida, reveló que los hispanos dependen de las redes sociales y de la información transmitida de boca en boca para informarse sobre las vacunas, aun cuando esta información sea equivocada. Esta noticia surge al mismo tiempo que un informe reciente de USA Today reveló que Facebook no añadió anuncios de advertencia en el 70% de la información errónea en español relacionada con el COVID-19, en comparación con el 29% de la información errónea en inglés que no fue marcada.

Las barreras del idioma también son una de las razones por las cuales los hispanos se mantienen desinformados. Según un artículo publicado en U.S. News and World Report, 25 millones de hispanohablantes reciben aproximadamente un tercio menos de atención médica que otros estadounidenses. Jessica Himmelstein, investigadora de la Facultad de Medicina de Harvard y médica de Cambridge Health Alliance, cree que la pandemia del COVID-19 ha cobrado un alto precio en la comunidad hispana, especialmente entre las personas con un dominio limitado del inglés. Ella dijo: “La pandemia ha sido una magnificación del fracaso de nuestro sistema de asistencia médica para satisfacer las necesidades de los pacientes que enfrentan barreras de idioma”. En el mismo artículo el profesor asociado Dr. Danny McCormick, un colega de Himmelstein, declaró que “muy pocos médicos o enfermeras hablan español, y muchos hospitales y clínicas tienen servicios de interpretación y traducción extremadamente inadecuados, pese a que los mandatos federales los exigen.” “Pero la mayoría de las agencias aseguradoras no cubren los costos de interpretación, y la aplicación federal de los mandatos lingüísticos ha sido laxa”.

Maria Peterson, miembro del grupo Vaccine Hunters, que ayuda a personas mayores y personas de color a registrarse en citas de vacunación en Maryland, notó que con demasiada frecuencia la información sobre la elegibilidad y el registro para la vacunación solamente está disponible en inglés y que la información en español es escasa y poco confiable. Según Peterson, “los sitios web con malas traducciones al español, que a menudo son el resultado de una herramienta automatizada, pueden crear confusión. Los errores gramaticales que encontramos hubiesen hecho imposible que un hispanohablante entendiera lo que se le está preguntando”. Aún más alarmante, el Washington Post informó que la página en español de Maryland para registrarse a la vacunación inicialmente usó una palabra equivocada en la sección que preguntaba a las personas por su raza, sexo y origen étnico. También se descubrió que debido a un error de traducción de Google, la sección en español de preguntas frecuentes de la página del Departamento de Salud de Virginia en un momento declaró falsamente que las vacunas no eran necesarias, cuando los funcionarios solo querían decir que nadie se vería obligado a vacunarse.

El New York Times analizó la causa de la brecha en vacunación y descubrió información sorprendente. Organizadores de clínicas de vacunación informaron que, con poca información disponible en español, muchos miembros de la comunidad hispana que son mayores y tienden a no tener seguro médico no sabían que las vacunas son gratuitas y han expresado su preocupación por el costo. “La gente ni siquiera sabía que había una vacuna cuando hablamos con ellos”, dijo Gilda Pedraza, directora ejecutiva del Latino Community Fund en Atlanta. A finales de febrero, la organización llamó a cientos de hispanos mayores para organizar una clínica de vacunación antes de que el departamento de salud estatal publicara la información de elegibilidad en español.

Estos hallazgos sugieren que los expertos en salud pública deben ahondar en los problemas sistémicos que están contribuyendo a la disparidad en las tasas de vacunación de la comunidad hispana. Para beneficio de esta comunidad los expertos también podrían colaborar con organizaciones y líderes comunitarios confiables para producir información de salud en español relacionada con el COVID-19. A medida que se desarrollen los esfuerzos para difundir el uso de la vacuna, los analistas de AM continuarán rastreando los obstáculos que están impidiendo el incremento de la vacunación en las comunidades de color. Estén atentos para la Parte 2 de nuestra serie, en la cual se discutirá cómo la falta de acceso a tecnología y transporte mantienen alejados a los hispanos de los sitios de vacunación.

AM LLC está trabajando actualmente en todo el país con varios estados y agencias de salud pública en pruebas, rastreo de contactos y programas de vacunación. Los condados, estados o socios de K-12 que estén interesados en asociarse con AM para apoyar a mitigar el COVID-19 deben comunicarse con el Dr. Christopher K Orlea en c.orlea@amllc.co

Related NEWS