NEWS

¿Puede su empleador obligarlo a regresar a trabajar?

Tan pronto como las vacunas contra el COVID-19 estuvieron disponibles, las tasas de vacunación aumentaron rápidamente en todo el país y luego se estabilizaron a medida que más personas fueron vacunadas y que, a pesar del aumento de infecciones causadas por la variante delta, el riesgo percibido se redujo. Ahora nos encontramos en territorio desconocido, ya que no está claro cuánto tiempo la pandemia y la interrupción durarán.

La pandemia de COVID-19 ha trastornado nuestras rutinas y estilos de vida. Las empresas grandes, medianas y pequeñas se vieron obligadas a revaluar cómo deben operar bajo estrictas condiciones, incluyendo el distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa. Trabajar desde casa se convirtió en la nueva normalidad para todos excepto algunos importantes proveedores de servicios y algunos trabajadores esenciales.

Ahora que casi la mitad de la población estadounidense está completamente vacunada, muchas de las restricciones impuestas en el punto más crítico de la pandemia se han revocado y la sociedad ha regresado un poco a la normalidad. A medida que las personas se sienten más cómodas reuniéndose en grupos y aprovechando la reapertura de negocios, tiendas y lugares de entretenimiento, más empleadores están considerando reintegrar a sus empleados en las oficinas implementando las medidas necesarias de seguridad.

Antes de poder regresar a las oficinas, se deben tener en cuenta varias preguntas y consideraciones:

  • ¿Qué derechos y responsabilidades tienen los empleadores?
  • ¿Qué derechos y responsabilidades tienen los empleados?
  • ¿Cuáles son las preocupaciones que tienen los empleados?
  • ¿Qué pueden hacer los empleadores para que esta transición sea lo más suave posible?

 

A medida que los empleadores comienzan a evaluar cómo reabrir las oficinas y los espacios de trabajo de una manera segura, es importante recordar que existen numerosas leyes y regulaciones laborales nacionales, estatales y locales que deben seguirse —algunas que fueron suspendidas y otras que fueron reforzadas durante la pandemia. Por lo tanto, al considerar la reapertura de oficinas, es importante asegurarse que las leyes y regulaciones estén actualizadas.

Además de las leyes y regulaciones, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) brindan pautas sobre el distanciamiento social en los espacios compartidos, el uso de máscaras y el monitoreo de la salud. En adición, empresas grandes como PwC y Woodruff Sawyer han proporcionado recursos que las empresas pueden considerar antes de reabrir.

Si bien algunos negocios grandes están considerando exigir la vacunación y alentar fuertemente a sus empleados a que regresen a las oficinas, muchas empresas más pequeñas no están en condiciones de hacerlo. Por lo tanto, es más recomendable alentar a los empleados a que regresen que a obligarlos.

Para persuadir y alentar a los empleados a que regresen a la oficina, será importante escuchar y responder a sus miedos e inquietudes. Las investigaciones indican que los temores de los empleados están cambiando de ser relacionados con el impacto de la pandemia y con la seguridad laboral a estar centrados en los aspectos sociales cuando se está presente en un lugar de trabajo. Las razones del miedo y la ansiedad son diversas, desde la ansiedad social debida al aislamiento durante un período prolongado hasta las preocupaciones sobre la seguridad del entorno laboral.

Cuando los empleadores reconocen las preocupaciones de sus empleados, no solo los alientan a sentirse cómodos al regresar al trabajo, sino que también crean un entorno laboral positivo y confiable. Uno de los primeros pasos para reabrir los espacios de trabajo es asegurarle a los empleados que la seguridad es la prioridad número uno. Es importante destacar las precauciones de seguridad y desinfección que se implementaran. Además, establecer las expectativas sobre las vacunas contra el COVID-19, las preselecciones, las pruebas, los controles de temperatura y el estado de salud puede ayudar a preparar a los empleados y hacer que se sientan más cómodos con la transición.

Cada empresa debe evaluar las leyes y reglamentaciones de su jurisdicción para asegurarse que tienen derecho a hacer preguntas específicas y personales a sus empleados. Hay muchas publicaciones y artículos disponibles que describen y responden preguntas tales como:

  • ¿Puede un empleador solicitar información acerca de la salud de los empleados que están regreso?
  • ¿Puede un empleador exigir a los empleados que están de regreso que informen por sí mismos sus estados de salud?
  • ¿Puede un empleador administrar una prueba de COVID-19 antes de permitir que los empleados ingresen al lugar de trabajo?
  • ¿Puede un empleador exigir a los empleados que presenten una nota de un médico u otro proveedor de atención médica que certifique su aptitud para trabajar?
  • ¿Qué pasos debe tomar un empleador en relación con los exámenes de salud que se hagan en persona?

 

Adicionalmente, los empleadores deben ser transparentes y honestos acerca de sus planes y expectativas durante el período de transición. Esto puede limitar las preocupaciones y la ansiedad y puede animar a quienes estén indecisos de regresar.

Los derechos y responsabilidades laborales generalmente favorecen a los empleadores, quienes en la mayoría de los casos pueden exigir a los empleados que cumplan con ciertos requisitos antes de regresar a un modelo de trabajo en persona. Muchos medios de comunicación, como The Washington Times, NPR y The New York Times, han explicado que los empleadores pueden hacer preguntas a sus empleados acerca de su estado de vacunación y, en algunos casos, pueden exigir que sean vacunados.

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa evolucionando, estamos aprendiendo cómo mitigar su propagación en el lugar de trabajo. Por lo tanto, los empleadores y los empleados deben comprender sus derechos y responsabilidades para poder realizar efectivamente una transición a estar presente en los lugares de trabajo.

Las empresas deben evaluar qué herramientas tienen y cuáles necesitan adquirir para construir una fuerza laboral segura y sostenible durante estos tiempos inciertos. Adicionalmente, crear un plan para el retorno al trabajo y guías que definan los pasos y procesos necesarios será fundamental para mantener un entorno de trabajo seguro y responsable.

AM LLC está trabajando actualmente en todo el país con varios estados y agencias de salud pública en pruebas, rastreo de contactos y programas de vacunación. Los condados, estados o socios de K-12 que estén interesados en asociarse con AM para apoyar a mitigar el COVID-19 deben comunicarse con el Dr. Christopher K Orlea en c.orlea@amllc.co.

Related NEWS