NEWS

¿Necesitaremos una inyección suplementaria en el otoño?

Los analistas de AM han estado observando un aumento en la cobertura sobre el tema que rodea las inyecciones suplementarias de COVID-19, con respecto a su necesidad y si será necesario tomarlas más adelante. Hay un número de preguntas que aún no se han respondido, antes de que esto se pueda determinar de manera decisiva, entre ellas: ¿Qué umbral de inmunidad es demasiado bajo para proteger a alguien? ¿A qué ritmo comienza el cuerpo a “perder” su inmunidad? ¿Pueden las personas cambiar de marca de vacunas o deben usar la misma que recibieron en 2021?

John Beigel, un director asociado de investigación clínica en microbiología y enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, declaró: “Como sabemos, el COVID no desaparecerá pronto y sabemos que los anticuerpos disminuyen con el tiempo, por lo que se necesitará un suplemento en algún momento. No puedo predecir cuándo “.

Begiel espera ver el comienzo de resultados más concluyentes de estudios en los próximos meses. El estudio depende de las personas que terminaron contrayendo COVID-19 a pesar de recibir sus vacunas durante los ensayos clínicos. El objetivo es encontrar una “correlación de protección”, donde los científicos puedan determinar cuál sería la cantidad mínima de inmunidad necesaria para proteger contra el virus.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, le dijo a Axios que las inyecciones suplementarias podrían ser necesarias tan pronto como en el otoño. La declaración vino con cierto rechazo por parte de profesores y profesionales de la salud, diciendo que serán los científicos y no las empresas los que determinarán cuándo pueden ser necesarias las inyecciones suplementarias. Un análisis de artículos de noticias con secciones de comentarios realizado por AM encontró un tema dominante de crítica: las inyecciones suplementarias son parte de la agenda corporativa de los fabricantes de medicamentos. Si esta tendencia se desarrolla y gana más tracción, podría representar una amenaza adicional para los logros alcanzados en el fomento de la confianza y del incremento en el consumo de la vacuna.

El profesor de inmunología de la facultad de medicina de la Universidad de Duke, Barton Haynes, describió la situación en la que nos encontramos actualmente como “escasa de datos” cuando se le preguntó sobre las inyecciones suplementarias. Lo que temen los científicos es descubrir una gran cantidad de “infecciones irruptivas”, o casos de COVID-19 entre quienes ya han sido vacunados. Con esto dicho, los científicos todavía están tratando de comprender por qué las personas que reciben la vacuna tienen grados tan variados de protección.

La semana pasada, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Dr. Anthony Fauci, le dijo al subcomité de Asignaciones del Senado: “Yo no anticipo que la durabilidad de la protección de la vacuna va a ser infinita, simplemente no lo va a ser. Así que imagino que en algún momento necesitaremos un suplemento. Lo que estamos tratando de comprender ahora es cuál va a ser ese intervalo”.

Si se requieren vacunas suplementarias este año, y quizás nuevamente en 2022 y aun más adelante, las autoridades estatales y locales se enfrentarán una vez más al desafío de generar confianza en las vacunas, hacer que el proceso de vacunación sea lo más conveniente posible y persuadir a los residentes de que cualquier complacencia podría conducir a futuros brotes y la propagación de variantes. Si se requieren suplementos, las autoridades harían bien en realizar planes de contingencia ahora para obtener información vital que pueda usarse para probar enfoques y tácticas en el mensaje antes de que se desarrolle cualquier campaña de vacunación suplementaria.

AM TRACE está trabajando actualmente en todo el país con varios estados y agencias de salud pública en pruebas, rastreo de contactos y programas de vacunación. Los condados, estados o socios de K-12 que estén interesados en asociarse con AM TRACE para apoyar a mitigar el COVID-19 deben comunicarse con el Dr. Christopher K Orlea en c.orlea@am-trace.co

 

Related NEWS