NEWS

¿Es inevitable el regreso al encierro?

Los analistas de AM han estado monitoreando los reportes acerca de las posibilidades de un regreso a las medidas de “confinamiento” en los Estados Unidos para mitigar la propagación de la variante delta de COVID-19. Mientras que algunas personas sienten que la peor parte de la pandemia ha quedado atrás, otras sienten que lo peor aún está por llegar. Una cosa está clara, hemos aprendido durante los últimos dieciocho meses que no podemos predecir con ninguna certeza hacia dónde se dirige la pandemia y qué variantes van a aparecer en el futuro.

Cada uno de los 50 estados han tenido respuestas diferentes a lo largo de la pandemia. California implementó algunas de las restricciones más severas, mientras que Florida virtualmente no tuvo ninguna. Muchos estados y el Distrito de Columbia impusieron restricciones de salud pública al comienzo de la pandemia, y cuando los casos disminuyeron a niveles relativamente seguros, las autoridades relajaron las restricciones. En el pico de la pandemia, más de 310 millones de personas en todo Estados Unidos fueron sometidas a diversas restricciones, entre ellas, distanciamiento social, refugio en los lugar donde se encuentren y órdenes de quedarse en casa. Que algunas de estas medidas de seguridad sean establecidas de nuevo no es una sorpresa, y en general, son bien recibidas por muchos, especialmente porque en los Estados Unidos ahora hay un promedio de más de 100,000 nuevos casos de COVID por día.

En Nueva York, los funcionarios están implementado lo que se conoce como los pasaportes de vacunación. Sin embargo, esta implementación presenta preocupaciones acerca de la privacidad y la posibilidad de excluir a aquellos miembros de la sociedad que tienen razones legítimas para no estar vacunados. Adicionalmente, los pasaportes de vacunación pueden aumentar las inequidades existentes en los recursos de salud entre las comunidades afroamericanas e inmigrantes que tienden a tener tasas de vacunación más bajas.

Para complicar aún más las cosas, los funcionarios federales están enviando señales mixtas al público estadounidense. La administración de Biden indicó durante una conferencia de prensa el 29 de julio que está dispuesta a volver a implementar los confinamientos. Sin embargo, el 1 de agosto, el experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci, declaró que los estadounidenses no regresarán a los confinamientos. El Dr. Fauci también advirtió que las cosas “empeorarían” durante el otoño debido a la variante delta, particularmente para la población no vacunada.

En países como Nueva Zelanda, Australia y Bangladesh, las medidas de confinamiento han sido restablecidas. En los Estados Unidos, la variante delta es responsable en el aumento de nuevos casos y muertes. Aunque la dirección en la cual los Estados Unidos se dirigirá en el futuro cercano es incierta, algunos estados ya están volviendo a imponer restricciones. Luisiana, Nevada y el Distrito de Columbia han vuelto a imponer mandatos de máscaras tanto para los que han sido vacunados como para los que no. Si bien el apetito político por volver a imponer los confinamientos sigue siendo bajo, el aumento de casos está preocupando a muchas autoridades locales. Con poco más de la mitad de la población de los Estados Unidos completamente vacunada, la posibilidad de confinamientos a gran escala es poco probable, pero siendo que el virus sigue tomándonos por sorpresa, no podemos asegurar que no ocurran de nuevo.

AM LLC está trabajando actualmente en todo el país con varios estados y agencias de salud pública en pruebas, rastreo de contactos y programas de vacunación. Los condados, estados o socios de K-12 que estén interesados en asociarse con AM para apoyar a mitigar el COVID-19 deben comunicarse con el Dr. Christopher K Orlea en c.orlea@amllc.co.

Related NEWS